viernes, 27 de julio de 2012

Posibilitadora

   Murió la posibilitadora de José Luis, José Luis Tejada, el poeta tan querido por todos. Ella, la mujer fuerte de ojos bellísimos, la amiga, la esposa, la amante de sus poemas, descansa en paz. 

LA PRIMERA PALABRA

Te debo esa palabra : 
posibilitadora.
El niño que uno es siempre 
necesita la concha 
de tus manos, el techo 
de tu bondad redonda.
El que sepa valerse 
por sí mismo, que rompa 
a andar según le guíe 
su gana poderosa.
Pero quien esto escribe 
gracias a la amorosa 
soledad en que erguiste 
por mí, silencio y sombra; 
quien toda esta paz íntima 
-imprescindible alfombra 
donde posar de lleno 
la palabra y la obra- 
recibió de tu cuido 
de ave-madre afanosa, 
de tu redor de mimo, 
de tu celo y tu colcha; 
quien se encuentra en la mano

la pluma abierta y pronta, 
la página delante, 
la luz detrás felposa, 
y gracias a las tuyas 
liberadas sus horas; 
quien, como yo, te debe 
la ocasión creadora, 
el cerco de lo bello, 
la caza de la forma, 
no paga aunque te entregue 
las briznillas de gloria 
que vendrán, si es que vienen, 
cuando Dios lo disponga.
Lo menos que hacer puede 
es buscar la más honda 
palabra, las más fuerte, 
más exacta y hermosa 
que, si no pague, al menos 
la deuda reconozca.
Y afinándose el labio 
por darla más sonora, 
signando y santiguando 
la intención y la boca, 
llamarte simplemente 
           posibilitadora.


(José Luis Tejada: El Cadáver del alba)


Sus hijos, José Luis, Pablo y Jesús, me cuentan que a ella le encanta que José Luis la llame así.


Esta es la vista que hay desde la puerta de la casa en la que vivió en esta ciudad

5 comentarios:

José Antonio del Pozo dijo...

gracias,Inma, por dar a conocer este precioso poema.
Mis condolencias para todos
saludos

Inmaculada Moreno Hernández dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Inmaculada Moreno Hernández dijo...

Una vez más, gracias a ti. José Luis Tejada fue un poeta cuya valía no siempre se ha sabido reconocer y Maruja fue su esposa entrañable, su viuda desde hace 24 años, mujer fuerte donde las haya, auténtica, fiel sin condiciones a todo lo que amaba y en todo lo que creía. Siempre los he apreciado profundamente

Juan V. Fernández de la Gala dijo...

Lamento mucho esta noticia, Inma, pues guardo antigua amistad con su hijo Jesús, aunque hemos perdido por completo el contacto.
Qué oficio generoso el del posibilitador o la posibilitadora. Abundan más éstas, yo creo, y no sólo por el usual afán de protagonismo testosterónico, sino por la silenciosa generosidad que exige.
Un beso

JV

Inmaculada Moreno H. dijo...

Pues sí, Juan. Y el reconocimiento de José Luis es también digno de mención ¿verdad? Bello por ser tan inusualmente justo, tierno por lo amorosamente detallado.
Un beso